Historia

Las Guerras de Bakán es una novela de fantasía en la que he estado trabajando durante muchos años. La primera parte lleva por título "Sueños de Dragón". Espero que disfrutéis vosotros leyéndola tanto como yo escribiéndola.

¿Eres nuevo? ¡Bienvenido! Empieza a leer "Sueños de Dragón" AQUÍ

¿Tines problemas para recordar quién es quién? ¡He aquí la solución! Mira el GLOSARIO

Y si tienes más problemas aquí están el MAPA y las TRADUCCIONES

Ya a la venta en papel y ebook "Sueños Rotos", relato corto de ciencia ficción: AQUÍ


miércoles, 23 de diciembre de 2015

Las Guerras de Bakán recomienda: "Neimhaim" de Aranzazu Serrano



        Muy buenas vacaciones todos. Hacía ya un tiempo que tenía parado el blog y que, además, tenía muchas ganas de recomendaros unas cuantas lecturas. Así que, bueno, aprovechando que todavía estáis a tiempo de comprar regalos, pues toca recomendar unas cosillas. Hoy voy a recomendaros un libro que me leí hace poco y que me gustó mucho, y de paso con él inauguro la sección de recomendaciones de novelas patrias. Se trata de Neimhaim de Aranzazu Serrano.

        Muy bien. Antes de nada, voy a  hablaros un poco de la autora. Es española, es una autora novel y esta es su primera novela publicada, aunque ya tenía algunos relatos ganadores de concursos. Además, merece toda mi admiración porque ha compaginado para la escritura de este tochazo su vida privada, su trabajo y su actividad como escritora. Lo ha hecho a lo largo de muchos años, poquito a poco. Y el hecho de que haya logrado publicar tras tanta dedicación de tantos años, me anima, como comprenderéis, muchísimo. Me recuerda un poco mi propia situación, como ya sabréis los que me seguís desde hace mucho (ahora sólo me falta publicar :P)
        En fin, habiendo introducido a la autora, toda hablaros de su obra. Muy bien. ¿De qué va? En corto, es una saga nórdica ambientada en un mundo similar al vikingo y el celta, donde se mezclan la magia y la mitología, y donde los dioses son muy reales. Tan reales, que están llenos de ira, de celos, de amargura y de ansia de venganza por pasadas ofensas y… traiciones. Va también de dos jóvenes con una enorme responsabilidad sobre sus hombros. Dos jóvenes predestinados a casarse, salvar a sus pueblos y engendrar a los que, se considera, serán grandes reyes en misteriosas y oscuras profecías. Mucha responsabilidad para dos hijos únicos, fruto del amor o de la necesidad, que verán entrelazado su destino con una venganza divina.
        Ella es Ailsa, guerrera de su pueblo, hija de grandes guerreros, futura reina de los Kranyal. Él es Saghan, druida de su pueblo, hijo de grandes druidas, futuro rey de los Djendel.
        La historia de Neimhaim es además la historia del viaje iniciático de los dos protagonistas. Les acompañamos mientras crecen, mientras se conocen a sí mismos, mientras luchan y mientras indagan en sus propias emociones. Les acompañamos mientras deciden luchar contra la amenaza de supone Nordkinn, dios del hielo, lleno de odio y de amor roto. Y les vemos CRECER durante la novela, cambiar y evolucionar. Eso, como ya he dicho en alguna otra recomendación, no es fácil de hacer.
        Pero bueno, vamos al meollo. ¿Por qué leer Neimhaim? Por la historia. Por el mundo. Por la riqueza de las culturas que nos plantea y los grandes interrogantes que tendrá la aventura de Ailsa y Saghan en busca de ellos mismos. Cada descripción, cada escena del mundo, está detallada y narrada de modo fabuloso. Los paisajes de montaña, los lagos, los ríos, las llanuras llenas de niebla, la futura capital del reino conjunto… Todo cobra vida en cada página. Aquí he de señalar que las escenas de batalla flojean un poco al inicio, pero mejoran al final. Mejoran mucho. Así que, dadle margen.
        ¿Por qué más leer esta novela? Por sus personajes secundarios. No lo he dicho antes, pero los protagonistas me parecen bastante soseras y un tanto insípidos. No he terminado de encariñarme ni cogerle “aprecio” a ninguno de ellos, porque no termino de empatizar con ellos. Hay una especie de distanciamiento cuando se narra cómo se sienten y esas cosas… Pero, gentes, se compensa con los secundarios. Los secundarios son una delicia. Un lujazo. Está Vije, el pequeño petirrojo, atormentada por su pasado y por su propio poder. Está Sigfred, dividido entre los impulsos de su propio corazón y su lealtad. Está Ilzar, Dasarin (un Ljósálfar en toda regla, si no estáis familiarizados con la mitología nórdica, lo podéis llamar elfo :P) y truhan a partes iguales, personaje con el que es imposible no sonreír. Está también Eyra. Eyra. Tengo dudas ahora, al recordar la novela para escribir esta recomendación, sobre cuál sería mi personaje favorito. Antes hubiera dicho que Sigfred, pero, tras este tiempo de espera, me decanto por Eyra. Con sus sombras y su luz. Y su enorme corazón y sus traumas. Y la valentía con que los afronta. Es de esas mujeres que no se rinden, que lucha hasta el final, pese a lo que pueda perder en el camino. Y es mucho lo que pierde. Es la madre de Saghan.
        Así pues, leed esta novela, leches. Es buena. Es entretenida. Es épica. Tiene mujeres fuertes y luchadoras, y hombres fuertes y luchadores. Tiene padres, hermanos, novios, amados y amigos que están muchas veces divididos entre lo que es correcto hacer y lo que la lealtad les pide hacer. Muchas veces no es fácil decantarse entre una y otra.
         Bueno, hasta aquí llego por hoy. Sólo os dejo el enlace a la página de Neimhaim, donde podréis leer escenas eliminadas, datos curiosos, entrevistas, encontrar mapas guays y muchas cosas más. Ah, e importante: seguid a la autora en redes sociales, porque es amor.
        Página de Neimhaim.

        En unos días, probablemente para el finde, haré otra recomendación de otra autora española.

No hay comentarios:

Publicar un comentario