Historia

Las Guerras de Bakán es una novela de fantasía en la que he estado trabajando durante muchos años. La primera parte lleva por título "Sueños de Dragón". Espero que disfrutéis vosotros leyéndola tanto como yo escribiéndola.

¿Eres nuevo? ¡Bienvenido! Empieza a leer "Sueños de Dragón" AQUÍ

¿Tines problemas para recordar quién es quién? ¡He aquí la solución! Mira el GLOSARIO

Y si tienes más problemas aquí están el MAPA y las TRADUCCIONES

Ya a la venta en papel y ebook "Sueños Rotos", relato corto de ciencia ficción: AQUÍ


viernes, 27 de noviembre de 2015

Microrrelato - En la oscuridad



        ¡Feliz Black Friday a todos!

        Hoy, para celebrarlo, traigo dos cositas. El recuerdo de que podéis descargar gratis el ebook de "Sueños Rotos" (relato corto de ciencia ficción) aquí:


        O bien que podéis comprarlo en papel con sólo decírmelo, por 4€ de nada :P

        La segunda cosita que os traigo, es un nuevo microrrelato. Esta vez no es de ciencia ficción, pero espero que os guste igualmente.



En la oscuridad


        En la oscuridad no había sonidos ni olores. No había colores ni luz. Hacía ya mucho que tampoco sentía nada contra la piel tensa y cuarteada de su cuerpo. No había a su alrededor nada con lo que poder distraer su mente. Nada a lo que aferrarse. Nada que le impidiera perderse a sí misma. Sólo un frío cada vez más intenso que, poco a poco, iba apoderándose de todo cuanto ella era.
        Estaba muriendo. Hacía ya mucho que lo sabía, que sabía que iba a ocurrir. Hacía ya horas que estaba ocurriendo. Se estaba apagando. Al final, no habían sido ni la vejez ni el cáncer lo que se la estaba llevando, sino el incendio. Era curioso que ahora sintiera tanto frío cuando antes había sentido tanto calor, pero apenas le quedaban ya fuerzas para preocuparse por nada; ni siquiera por el dolor. Ya no dolía, después de todo.
        Si se hubiera esforzado más cuando la trajeron al hospital, tal vez hubiera sobrevivido a las quemaduras, pero estaba cansada de luchar por su vida. Lo había hecho cada día desde hacía dos años. Ya no podía más, así que no se engañaba con el arrepentimiento.
        «Mejor morir aquí, así, que consumida por el cáncer.»
        Con un último suspiro, se dejó ir.


No hay comentarios:

Publicar un comentario