Historia

Las Guerras de Bakán es una novela de fantasía en la que he estado trabajando durante muchos años. La primera parte lleva por título "Sueños de Dragón". Espero que disfrutéis vosotros leyéndola tanto como yo escribiéndola.

¿Eres nuevo? ¡Bienvenido! Empieza a leer "Sueños de Dragón" AQUÍ

¿Tines problemas para recordar quién es quién? ¡He aquí la solución! Mira el GLOSARIO

Y si tienes más problemas aquí están el MAPA y las TRADUCCIONES

Ya a la venta en papel y ebook "Sueños Rotos", relato corto de ciencia ficción: AQUÍ


domingo, 24 de marzo de 2013

Criaturas y otras bestias


Muy buen domingo a todos. Ayer, por problemas de conexión, me fue imposible colgar la entrada de El Archivo que tocaba. Así que lo hago hoy. 

Este sabado, según las votaciones recibidas, toca hablar de las criaturas que pueblan Bakán, pero, por desgracia no puedo hablaros sobre los Dragones, con diferencia, las criaturas más destacables de la novela. Todo lo relativo a los Dragones está vedado debido al enorme cúmulo de spoilers que podría contener. Así que no hablaré de Dragones. Pero sí hablaré de alguna que otra criatura que ya ha salido. Será una entrada muy breve, porque no hay demasiado que contar. Muchas de las razas que nombro son habituales de la mitología europea y no las he desarrollado más allá de esa descripción.

En directa correlación con la mitología europea tenemos, actualmente (no voy a entrar en las razas extintas anteriores a la llegada de la magia a Astargia), las siguientes razas: enanos, elfos, elfos negros, pintones, orcos, trolls y wyrms. (Además de los Dragones :P)

Ya sabéis todos lo que son los elfos, así que no entraré en detalles. Sólo mencinar que el equivalente mitológico europeo para ellos son los Ljósálfar. En contrapunto a los Svartalfar (Dökkálfar) [no se tiene del todo claro que ambos términos sean la misma raza, hay dudas] u elfos oscuros. De modo que no, no me he basado en nada relacionado con Salvatore para definir a estas razas, sino en algo más arraigado en la mitología europea (sagas nórdicas, concretamente las Eddas). 

En cuanto a los enanos... esa es una historia para ser contada en otro momento y apenas tendrán relevancia en Bakán en un futuro cercano. Que sepáis que existen, que se les menciona... pero nada más relevante por ahora.

Los pintones son harina de otro costal. Son el equivalente directo de los Redcap de la mitología inglesa. Según dicha mitología son criaturas sanguinarias que, en fin, usan la sangre de sus enemigos para teñir sus gorros de color rojo. Debido a eso, son seres que necesitan matar con frecuencia para mantener sus gorros de ese color. Son extremadamente rápidos y dejarlos atrás en una carrera es prácticamente imposible. Tienen dientes afilados y garras. Como podéis observar, el equivalente "pintón" (esta es la traducción más fiable que he encontrado al castellano del término inglés original) se parece considerablemente a su homónimo mitológico (leer capítulo 8 para más señas).

Los orcos y los trolls. Nada nuevo bajo el sol. Ya sabéis cómo funcionan. Con conversión en piedra a la luz del sol para los trolls y el gran tamaño y la sangre negra de los orcos incluída. Nada más que decir, porque, a diferencia de los pintones, me imagino que todos los lectores sabrán lo que es un orco y un troll :P

Wyrms. El término Wyrm hace referencia en mitología a los dragones. Pero dada la naturaleza de los Dragones en Bakán, decidí separarlos en razas diferentes. Los Dragones son seres grandes, poderosos, con cuatro patas y dos alas. Los wyrms, en cambio, obedecen a esa otra concepción de los dragones que se puede encontrar en antiguos manuscritos iluminados europeos: aquellos seres similares con alas en lugar de patas delanteras. Tal vez, algo más similares a un ave que a un dragón. En Bakán son criados por los elfos negros, en los lejanos valles volcánicos donde viven, como monturas para recorrer largas distancias. Son criaturas sociables, cariñosas y que toman rápido afecto a sus jinetes. Org tiene uno, como muestra de prestigio y posición social sobre sus tropas de pintones. Se lo han otorgado para ayudarle a mantener el control entre los siempre belicosos pintones. 

Ahora toca hablar de la otra raza de criaturas que he introducido en Bakán y que no tiene un correspondiente tan directo en la mitología europea. El demoniaco caballo alado que monta Seindra. Alas negras de murciélago, colmillos y ojos rojos. Es una peculiar raza de caballos que también crian los elfos y que se consideran montura exclusiva de las helfdam y sus herederas. Nadie más tiene derecho a montar o siquiera poseer uno de estos caballos. Son hematófagos, más que carnívoros, pero pueden pasar largos periodos de tiempo sin alimentarse si han sido bien cebados antes de emprender un viaje.  Por lo demás, son animales muy similares a los caballos y en las salvajes tierras del norn viajan en manadas grandes.

Nada más, esto es todo. No hay demasiado por añadir en esta sección. Espero que os haya gustado el muy breve recorrido por el pequeño bestiario que tiene Bakán en este momento. 

Con eso inauguro la siguiente encuesta para El Archivo para el sábado que viene. Estaré fuera de casa, pero dejaré la entrada escrita para el jueves y podré darle a publicar desde el móvil... espero :P

¿De qué queréis que trate El Archivo de la semana que viene? Esta vez os dejo hasta el jueves para pensarlo. Algo menos de tiempo. Lo lamento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario